Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

cap 8. MANIPULACIÓN, arma letal.

La familia 1 Barrios Bravo estaba separada, la comunicación se había cortado de parte de Cirse y Tántalo, los hijos traidores, con su madre y por ende con el resto de los hermanos que inútilmente trataron de hablar con ellos para entender que pasaba.   Inicialmente los 4 hermanos y Piedad, culparon  de todo lo que sucedía al nuevo marido de Cirse, cuya boda había sido el último evento de la familia y en donde parecía que se cocinaba ya esta separación.   El marido de Cirse se llamaba  Seidr, igual que el hechicero de la mitología noruega, sin la sabiduría, pero con la intención de provocar y alterar negativamente las cosas. 

No era muy descabellado pensar que Seidr podría haber sido quien operara para el rompimiento de Cirse con Piedad; meses antes de la boda era evidente que él ejercía gran influencia sobre ella, quien  era muy fácil de complacer con cosas materiales, llamativas y costosas que adornaran su persona; competía por demostrar que era más feliz y disfrutaba más de la vida que el resto de sus hermanos que no estaban concientes de este duelo.   Su inseguridad era tierra fértil para la manipulación de Seidr, que seguramente la quería, pero también había observado la dinámica de la familia Barrios Bravo y se propuso ser parte de ella para disfrutar de lo que para él sería una gran fortuna.   Seidr venía de una familia de bajos recursos  y muchas aspiraciones que habían alcanzado no por un esfuerzo de trabajo sino por el talento de acomodarse entre gente de buena posición económica y social que les porporcionara negocios fáciles, rápidos que cubrieran sus necesidades y aun más, les ayudaran parecer lo que les hubiera gustado ser.  Ser parte de una herencia, no era un mal negocio.

Si bien la traición de Cirse se explica por su inseguridad y poca inteligencia para no darse cuenta de que era parte de una manipulación, ¿por qué Tántalo se había unido a esta delealtad?.   Cirse y Tántalo jamás habían sido unidos como hermanos, él era muchos años mayor  y no compartían ni siquiera recuerdos; él la ignoraba y no le daba importancia, mientras ella por ejemplo había sido cruel con la hija de Tántalo cuando él la dejó por un tiempo al cuidado de sus padres, en la época en la que todavía vivía Cirse ahí.   No los unía nada a simple vista  de acuerdo a su historia de familia, pero sí los unían algunos sentimientos que los hacían los más parecidos de los 6 hermanos: la envidia, el rencor y la inseguridad.   Ambos hubieran querido la vida de los otros,  como sucede con quienes se han comparado toda la vida.  Y podría alegarse que aprendieron a ser así durante su infancia, pero ahora eran adultos y cada día de la vida es una nueva oportunidad de corregir los errores y darse cuenta de que no hacían  lo que querían, sino lo que deseaba quien nos manipulaba.     

Seidr durante meses previos a la boda se dio cuenta cómo era Tántalo, bastaba hablar con él un poco para darse cuenta de su frustración y soberbia, era una personas con logros a medias que no había logrado cumplir las expectativas puestas en él por parte de Benigno y eso no lo podía superar, pero se negaba a aceptarlo y su actitud era de un triunfador.  Patético. 

Seidr y Cirse lo invitaron a su casa aquel día de diciembre y cuando se desaparecieron  para hablar de lo que pensaban hacer, tenían como invitado a una amigo de Seidr especialista en finanzas y que había calculado para ellos, a "ojo de buen cubero" la fortuna que podrían haber heredado en la familia Barrios Bravo.  El negocio principal de la familia era el de la madera y tenían una nutrida cartera de clientes, era un buen negocio que había sido trabajado con mucho esfuerzo y sacrificios, esos que obligan a ausentarse de la familia y perderse la mitad de la vida para sacarlo adelante y sí, era aparentemente un negocio familiar, aunque solo lo trabajaran 3 personas: Benigno y dos de sus hijos.   Tántalo y Cirse jamás habían puesto un pie, ni sabían lo que significaba sacar adelante el negocio.   Aun así, convencidos por Seidr y su "asesor financiero" la estrategia sería, primero despojar a Piedad del beneficio de disfrutar los bienes de Benigno y obligarla a renunciar a su usufructo (derecho a disfrutar bienes ajenos con la obligación de conservarlos, salvo que la ley autorice otra cosa) y reclamar la propiedad del negocio maderero.   Seidr había tenido el cuidado no solo de hablarles del tema financiero que para ellos era de suma importancia por su afán de aparentar y vivir una vida cómoda, también había conseguido llevarlos a recordar de su crianza los peores momentos, había conseguido que los dos borraran de su historia lo bueno que puedieran haber vivido y atacó con todas sus fuerzas el vínculo madre-hijos, ese vínculo que parece irrompible, logró fracturarlo y entonces empezar esta guerra que desencadenó mucho dolor….. 

En la familia 2 Invadidos parecía que Ángel estaba derrotado moralmente, se sentía mal por haberse excedido con el vino pero se sentía muy a gusto y relajado, había cedido a Aparición todo el poder y él por fin podría descansar de tantas responsabilides, confiaba en ella y estaba seguro de que no había nadie mejor para sacar adelante a su familia.    Se sintió alviado cuando ella no le hizo ningún reclamo por el comportamiento que había tenido en la cena, ni siquiera porque había discutido acaloradamente con sus dos mejores amigos.   Al contrario, lejos de cualquier reclamo, Aparición organizó un viaje a la playa, irían todos como la familia que eran  a un lugar paradisiaco al que iban todas las amistades a la que ella realmente admiraba.   En eso se parecían Cirse y Tántalo a Aparición, los tres compartían la frustración de no tener lo que tenían los demás y le parecía también que merecía más y estaba dispuesta a hacer lo que fuera con tal de conseguir el tan ansiado status.   

El camino de Aparición había sido más sencillo, no había tenido que pelear porque tenía la capacidad de convencer, podría haber sido una buena vendedora con quienes compran realidades ficticias y gustaran de las apariencias; se vendía como una mujer justa, sabia y solidaria que inspiraba confianza; en el fondo era como Seidr, manipuladora.  

Llegaron a la playa, todos con actitud de playa, hasta que Aparición anunció a la familia el plan que ella había diseñado: irían a andar en bicicleta antes de desayunar, después de un desayuno sano dispuesto por ella, irían a bucear para cerrar el día con un juego de mesa que ella eligiera y según su punto de vista, operara en función de la unidad familiar.  A Lucha no le gustaba el plan y tuvo una fuerte discusión porque no cumpliría con todo y adviritó que hablaría con Ángel.   

Las cosas no serían fáciles para Lucha porque Aparición, conociendo y dominando el tema de la ingesta de vino por parte de Ángel, se ocupó de poveerlo de vodka que llevaba disfrazado en botellitas de agua durante el trayecto en bicicleta, se apoderaría de su voluntad.  

La manipulación es un arma mortal. 

 

No Comments Yet.

What do you think?